Cómo cortar una rama gruesa

En el momento en que la rama que trata de recortar mide mucho más de 1 1/2 a 2 pulgadas, precisará pisar una sierra de pértiga para ocuparse del trabajo.

La una parte de la pértiga es exactamente la misma que la de una podadora de pértiga, salvo que tenga una sierra eléctrica de batería, eléctrica o de gasolina en la pértiga. Si este es la situacion, el radical inferior va a tener el motor y el gatillo a fin de que ande.

Podadoras de pértiga

Las podadoras de pértiga o telescópicas son afines a las tijeras de podar de 2 manos. Su diferencia primordial es que las tijeras de podar en altura tienen mangos extensibles que dejan llegar a las ramas mucho más altas de un árbol sin la necesidad de subirse a una escalera. Con ellos vas a poder podar con la seguridad que te ofrece tener los pies en el suelo.

Las cizallas de altura son la solución especial en el momento en que hay que podar árboles altos o setos. Este género de tijeras de podar tienen un mango larguísimo que puede ser fijo o extensible. Las cizallas de pértiga con mango fijo se usan para podar ramas hasta 2 metros sobre el suelo. Y las cizallas de pértiga extensibles tienen la posibilidad de llegar a recortar ramas ubicadas hasta 5 metros de altura.

Podar hortensias

Podar hortensias es simple. Solo precisas entender qué género de hortensia tienes. Hay 2 tipos distintas: los que florecen en madera novedosa y los que florecen en madera vieja. Para podar una hortensia lo destacado es emplear unas tijeras de podar.

Con este género de hortensias, de año en año medran novedosas cabezas de flores desde ramas viejas y podadas. Conque lo que podes en este momento volverá a medrar en la primavera.

¿CÓMO SE REALIZAN LOS CORTES?

Los cortes se efectúan sobre el cogollo o brote que se desee beneficiar, a un centímetro precisamente. Y con una inclinación que resguarda de la caída de agua y tierra.

Poda:

  • Colóquese adecuada y de forma cómoda cerca de la rama elegida con su aparato de escalada.
  • Pode las ramas invasoras mucho más pequeñas con anticipación, dejando el leño primordial desvisto.
  • Procure no frotar la corteza del leño primordial en ningún instante a lo largo de este desarrollo.
  • Achicar el peso de la rama cortando la parte de abajo y superior.
  • Terminar la poda, especificando la manera que deseamos ofrecer a la rama.
  • Haz pequeños cortes para obligar al árbol a curarlos en un largo plazo.
  • Esto se hace a fin de que la manera que procuramos sane para toda la vida y no debamos reiterar mucho más este desarrollo.
  • Liberarnos de lo que no requerimos de la sucursal. En la mayoría de los casos, hay bastante madera a fin de que valga la pena reciclarla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *