Qué pasa si cortas un árbol sin permiso

¿Se tienen la posibilidad de recortar o podar árboles sin autorización en suelo rústico y urbano?

Regentar una finca es siempre y en todo momento una labor bien difícil y mucho más en el momento en que todas y cada una de las ocupaciones que se manejan en ella están siempre y en todo momento bajo la supervisión de un órgano administrativo. En España, generalmente, es el Ministerio de Medio Ámbito de cada Red social Autónoma.

Más allá de que es verdad que dicho organismo, a través de la app de reglas y controles de campo por la parte de sus agentes; velar por la conservación de nuestras montañas. A veces, los trámites burocráticos para efectuar cualquier actividad o trabajo forestal son pausados. Es común tener que solicitarlos con mucha antelación a fin de que se ajusten a las pretensiones temporales del dueño.

Legislación Medioambiental

Cada Red social Autónoma tiene su Legislación Medioambiental que sanciona la tala ilegal de árboles con multas de entre cientos y una cantidad enorme de euros. La cantidad incrementa según múltiples componentes como el nivel de puerta de inseguridad de la clase arbórea o la protección que tiene el sitio concreto, aparte de la proporción de árboles talados.

Además de esto, hay una legislación mucho más genérica del producto 45 de la Constitución De españa. Este trata del disfrute colectivo del medioambiente y autoriza y prevé multas y sanciones para todos los que lo estropeen.

 ¿Cuánto cuestan los trámites para conseguir un permiso de tala?

Hay múltiples gastos socios a la tramitación, por una parte está el informe del árbol, el que ha de ser firmado por un Técnico Competente (Ingeniero Técnico Agrícola, Ingeniero Agrónomo, Ingeniero Técnico Forestal, Ingeniero Forestal, o licenciatura habilitación), va a depender del número de árboles que haya que inventariar, pero tiene la posibilidad de tener un coste desde 150€.

En dependencia del concejo tienen la posibilidad de cobrar tasas municipales por la tala, en ciertos casos son costes fijos, en otras ocasiones cambian en dependencia de cuantos árboles se marchan a talar. En el caso de que los pidan, los impuestos municipales rondan los 70€. Un coste, frecuentemente irreconocible pero fundamental a tener en consideración, son las medidas compensatorias, que consisten en plantar/volver a poner un árbol por de año en año de edad del árbol retirado. No tiene que ver con tener o conseguir los árboles en forma física, sino es requisito llevar a cabo el desembolso económico y ponerlo predisposición del concejo pertinente, en la manera que dicho ayuntamiento haya estipulado. Esto eleva sensiblemente los costos, desde un mínimo de precisamente 500-1000 €, que aumentarán dependiendo del número de árboles talados y de su edad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *