Qué pasa si se poda mal

Empieza la temporada de poda, temporada donde es frecuente ver en las ubicaciones urbanas un sinnúmero de árboles que son «destrozados» o podados de tal manera que se ve perjudicado su acertado desarrollo y avance.

Para comprender la relevancia de la poda, cuándo se justifica hacerla y qué cosas no realizar para dañar los árboles, Infocampo conversó con el Agr. En g. Joaquín Gómez Carmona, principal creador de Reverdecer, compañía de cuidado de espacios verdes, riego y podas en altura.

Medicina Sansevieria

La medicina Sansevieria tiene entendimientos básicos. Sé por experiencia que cuanto menos lo cuidas, mucho más fuerte se regresa. Y con eso no digo que debamos patearlo, sino debemos tener precaución en el momento en que lo ponemos en su mejor sitio. Es una planta densa, que amontona agua en las hojas y es persistente. No te cazarán furtivamente, ni vas a morir. Padecerá un tanto si las condiciones no son convenientes, pero se sostendrá estable.

Es una planta de origen sudafricano, de hojas muy puntiagudas y largas.

Puede lograr el 1,5 m e inclusive un tanto mucho más, pero su desarrollo es bastante retardado. Puedes ponerlo dentro, pero asimismo fuera. En los dos casos, deberemos proseguir unas pautas concretas para sostenerlo vivo.

¿Por qué razón podar en verano?

El propósito de la poda a lo largo del verano es ganar fuerza y ​​vigor en tus plantas, en tanto que con la poda suprimimos todas y cada una aquellas ramas y tallos mal formados o exageradamente fuertes, que hurtan sabiduría al resto de la planta y también previenen lograr su máximo esplendor.

Si hacemos los cortes precisos y suprimimos todo el follaje insignificante de nuestras plantas, lograremos que nuestras flores y plantas sigan su avance y florezcan en verano. Debemos eludir los cortes despuntados y mal hechos, puesto que en ellos tienen la posibilidad de aparecer plagas que afecten al desarrollo y floración de nuestras plantas.

Tras el corte

Hay un fallo incorporado que recomienda contemplar las lesiones con distintas artículos: desde barro, con toda la carga de microorganismos, hasta artículos elaborados como pastas a partir de fungicidas, insecticidas y hormonas a derivados de hidrocarburos con acción fitotóxica.

Esta técnica probó no ser eficiente para resguardar a los árboles de la pudrición ocasionada por microorganismos y, por contra, incrementa el periodo de susceptibilidad.

¿Qué debemos realizar con las ramas jóvenes de los árboles?

Con las ramas de los árboles jóvenes, deberemos realizar lo opuesto: para equilibrar el desarrollo y el cuajado, las ramas robustas tienen que acortarse, al tiempo que las enclenques tienen que reducirse.

La poda comienza con un corte, hasta prácticamente la mitad de su diámetro, por la parte de abajo (corte a) ahora unos 20-30 cm del leño del que nace; unos diez cm mucho más hacia afuera y desde arriba se hace un nuevo corte (b) que dejará dividir la rama, que se rompe por su peso sin desprender la corteza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *