Qué hacer con las flores secas de las hortensias

Logramos hallar en el género de las hortensias unas 76 especies, en ocasiones asimismo llamadas tipos o variedades.

Ciertas especies son trepadoras, encontrando variantes en forma y tamaño, si bien la característica común es su floración, increíble por su forma circular de enorme hermosura y el tamaño de sus inflorescencias.

¿Por qué razón tengo hojas de Hortensia amarillas?

En el momento en que las hojas de la Hortensia se vuelven amarillas, comunmente debemos controlar el riego, la acidez del suelo y el abono que nos encontramos aportando a la planta en nuestro jardín o en sus macetas.

El abono básico para dar de comer nuestras Hortensias debe dar un equilibrio en la acidez del suelo para eludir modificaciones que ocasionen inconvenientes en las hojas de la Hortensia.

Conoce las ramas para podar hortensias adecuadamente

Conociendo estos datos, es hora de estudiar mucho más sobre sus ramas. Vamos a distinguir los tres tipos para entender podar hortensias basado en esto:

  • Ramas viejas: son las mucho más leñosas y viejas. Acostumbran a estar en el centro de la planta y, muy frecuentemente, aun se cruzan. Esta clase de ramas hay que suprimirlas completamente, en tanto que solo quitan nutrientes a la planta. Algo que asimismo resta energía a otras ramas que tienen la posibilidad de florecer
  • Ramas jóvenes: son aquellas ramas que tienen cerca de tres años. Para estas ramas, lo idóneo es podarlas al 50% de su longitud. Si todavía tienes flores viejas, lo idóneo es recortar sobre el capullo.
  • Chupones: en contraste a lo que pasa en otras plantas, los chupones en las hortensias son positivos. Son las ramas mucho más jóvenes, con un tallo que acostumbra partir de la base de la planta.

    De estas ramas es de donde nacen las flores, con lo que jamás deberás podarlas. No solo florecerán sino asimismo asegurarán el anti-envejecimiento de la planta.

Como podar los diversos tipos de ramas

En el momento de podar nos marchamos a localizar con tres géneros de ramas y es aquí donde debemos efectuar diversos tipos de poda:

  1. Las ramas mucho más viejas o leñosas que, una vez secas y sin yemas, hay que podarlas totalmente desde su nacimiento, puesto que hacen que la planta derroche nutrientes.
  2. Las medias son ramas jóvenes o adultas; La mayor parte de estas últimas han florecido y son las que resulta conveniente podar justo sobre el último brote verde, a fin de que la planta prosiga medrando y desarrollándose.
  3. Los hijuelos o culebras son nuevos brotes que afloran de forma directa de la base de la planta y, por ser los mucho más nuevos, fuertes y robustos, son los que sostienen la lozanía y vitalidad de la planta, van a dar nuevos brotes y los que florecerán primero, con lo que no es conveniente podarlos.

Secar las hortensias en un jarrón con agua

Otra de las formas mucho más fáciles. Si escogemos este procedimiento, es esencial eliminar todas y cada una de las hojas de los tallos. La iniciativa es que nuestros tallos se deshidraten lenta y paulativamente.

En contraste al previo, en un caso así vamos a ahorrar unos dedos de agua y poner el jarrón en un espacio obscuro y fresco, donde las flores no reciban la luz del sol directa. El instante de retirarlos va a ser en el momento en que el agua haya desaparecido completamente. Otra forma de entender si nuestras hortensias están completamente secas es tocar levemente las hojas. Si tienen una rigidez de papel, el secado está terminado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *