Cómo saber si la planta tiene exceso de agua

Fotografía de referencia. El exceso de agua provoca que las raíces de la planta no absorban apropiadamente los nutrientes. Tienen la posibilidad de manifestarse hongos y amarillamiento de las hojas. Fotografía: Pixabay

A fin de que una planta se sostenga sana es primordial un óptimo sustrato, abono y un riego conveniente. Si bien el agua es el primordial alimento de la vegetación, un exceso de agua puede estropearla.

Caída de hojas

Es síntoma de carencia y exceso, pero en el momento en que además de esto sucede que las hojas viejas y jóvenes caen prematuramente y los brotes no abren, es indicativo de esto último. Hay medidores de humedad que tenemos la posibilidad de poner en el suelo y de esta manera confirmarnos de que no haya exceso de agua. En la situacion de sitios donde llueva bastante, lo que tenemos la posibilidad de realizar es prosperar el drenaje del suelo a fin de que el agua no se encharque y se filtre bien.

Les encantan los suelos húmedos que están prácticamente ahogados en el momento en que ponen sus huevos en el suelo. Sus larvas se nutren de raíces y la existencia de estas moscas hay que al exceso de humedad. Aquí te exponemos de qué forma combatirlo.

Saca la planta de su sitio de plantación y déjala secar

La prioridad en el momento de recobrar una planta que fué regada en demasía es remover el exceso de humedad. Para esto, la primera cosa que debemos llevar a cabo es sacarla de su maceta y, con bastante precaución, sacar el sustrato mojado adherido a las raíces para no dañarlas mucho más.

La intención es que, descartando todas y cada una de las fuentes de humedad, nuestra planta logre respirar.

A fin de que lo lleve a cabo bien, lo idóneo es que se seque por un tiempo corto. Va a bastar con tenerla al aire entre 12 horas o, si está muy empapada, un día.

La prevención, el más destacable aliado

En caso de que se advierta un exceso de agua en la cosecha o plantación, la solución no es sencillo y siempre y en todo momento pasa por recortar el riego en el transcurso de un tiempo y utilizar, si es viable, Técnicas de secado del suelo. Como tiende a ser frecuente en estas situaciones, la prevención es el más destacable aliado. De este modo, para advertir si una planta tiene exceso de agua, la opción mejor es investigar el nivel de humedad del suelo, pero no en la área sino más bien a una hondura de cuando menos cinco centímetros. Esta cata se puede efectuar de forma manual, con el dedo o con instrumentos como lapiceros o afines, pero asimismo se tienen la posibilidad de usar los distintos medidores de humedad del mercado.

El género de suelo asimismo juega un papel esencial en este tema. Si hablamos de un suelo pesado y arcilloso, sus partículas van a ser finas y van a tener poca aptitud para retener aire entre ellas. Por contra, si el suelo es arenoso y mucho más aireado, respirará mejor pero asimismo va a tener una menor aptitud de retención de agua y nutrientes. Como tiende a ser frecuente en estas situaciones, el término medio es la opción mejor si bien, como es natural, en la situacion del lote no en todos los casos es viable seleccionar sus peculiaridades o alterarlas de manera fácil.

¿De qué forma revisar si las plantas precisan agua?

Si bien cada planta tiene sus pretensiones, y también con independencia del suministro de agua de riego que usemos, hay algunos métodos que se tienen la posibilidad de utilizar a todas y cada una de las plantas para eludir excesos.

Comunmente, una planta puede requerir agua si observamos que la área del sustrato semeja seca, pero es más esencial entender de qué forma está la tierra debajo, en tanto que la área puede estar seca, pero el resto con exceso humedad, por poner un ejemplo, si contamos un mal drenaje.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *