Cómo saber si un muro es medianero o privativo

Como mencionamos en nuestro reciente blog sobre vallas de publicidad, hay una sucesión de cuestiones prácticas que tienen que tenerse presente en el momento de ofrecer una exclusiva extensión del costado y/o posterior. Un aspecto especialmente esencial a estimar es la localización de la novedosa pared del costado, o Medianera según las situaciones. Las viviendas adosadas victorianas habituales tienen un pequeño pasillo en el ala de los guardarropas que normalmente conduce al jardín trasero; esta predisposición de manera frecuente se refleja en el jardín adyacente con un muro delimitador, una cerca o una combinación de los dos. Como una parte de las proyectos, se va a deber cambiar el trazado de hoy de los lindantes para dejar espacio y/o aceptar la construcción del nuevo muro de cerramiento en la ampliación. Con frecuencia se nos solicita que aconsejemos sobre la localización del nuevo muro y, de manera frecuente, se necesita cierto nivel de negociación para hallar un ambiente que sea aceptable tanto para la parte constructora para el vecino. En caso de que el jardín esté dividido por un muro de mampostería construido hasta la línea de unión, pero esté situado absolutamente en el lote de la parte que efectúa las proyectos, no se necesita una notificación en virtud del producto 1 (5) si el muro es sencillamente sustituido; no obstante, se requerirá notificación si se marcha a agrandar el muro. Si el dueño del edificio quisiese sustituir este muro y crear un nuevo muro divisorio, se requeriría un aviso según la sección 1 (2) y se debería buscar el permiso del vecino. Si el muro del jardín se considera una composición compartida de propiedad conjunta de las dos partes, no se necesita una notificación en virtud del producto 1(2) o 1(5), sino más bien en virtud del producto 2(2), que invocará el derecho a proponer la parte pared para encerrar la novedosa adición o extensión del costado. En un caso así no sería preciso el permiso del vecino, en tanto que la medianera ahora está in situ.

Muro que se levanta a horcajadas sobre el límite de un lote correspondiente a 2 (o mucho más) dueños distintas. Por servirnos de un ejemplo, los muros que apartan casas adosadas o adosadas o los muros que forman el límite entre 2 jardines, populares como “tabiques” (ver descripción mucho más descriptiva mucho más abajo). Un muro que está totalmente en el lote de un dueño, pero que es usado por 2 (o mucho más) dueños para dividir sus inmuebles. Por servirnos de un ejemplo, en el momento en que un vecino tiene una composición que descansa sobre una pared que es propiedad del otro vecino. Solo es medianera la una parte del muro que queda acotada por el adosado. La Ley asimismo emplea la expresión “composición partidaria”, como en “Aviso de composición partidaria”.

Aparte de las paredes divisorias descritas previamente, este término comprende construcciones divisorias, como pisos u otros tabiques. Es extraño que este género de composición sea objeto de un convenio de copropiedad. Una “pared divisoria” no es una parte de un edificio. Está ubicado durante la línea de demarcación entre terrenos de distintas dueños y se usa para dividir esos terrenos. Las vallas de madera, o aun las vallas con postes de hormigón, no son medianeras.

La pared es de ladrillo macizo y se llena de humedad toda vez que llovizna

En temporadas de mucha lluvia la medianera de mi edificio se sobresatura de humedad absorbida por el ladrillo a la visión.

Qué es una medianera

Primeramente, es primordial que comencemos por comprender qué es una medianera y sus primordiales peculiaridades.

En el momento en que charlamos de medianera, hablamos a una pared que actúa como medianera, siendo de este modo una separación entre 2 inmuebles, que tienen la posibilidad de ser solares, casas o algún otro tipo.

¿Cuándo se comprende que hay un signo opuesto a la servidumbre de copropiedad y por consiguiente que no es copropiedad?

En todos y cada uno de los casos que observaremos ahora, se comprenderá que la propiedad de los muros, vallas o setos forma parte de forma exclusiva al dueño del inmueble que tenga a favor suyo la presunción establecida en alguna de las próximas rótulos (productos 573 y 574 Código Civil):

1º.- En el momento en que existan ventanas o huecos libres en las medianeras de las edificaciones.

¿Se puede obtener un derecho de participación?

Sí, es viable obtener este derecho a fin de que el vecino que no lo tenga logre gozarlo en igualdad de condiciones. Si bien no es labor simple, puesto que hay que estudiar en hondura las líneas divisorias de la muralla, a qué bordura forman parte, si son de la finca del vecino… para esto es conveniente contar tanto con un arquitecto como con un letrado que trabaja en grupo y lo asiste para solucionar su caso concreto exitosamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *