¿Por qué se secan los cipreses?

Los cipreses son uno de los árboles más utilizados para realizar setos ornamentales. Al igual que otras coníferas, estos ejemplares pueden verse afectados en determinadas épocas del año y presentar sequedad en las hojas y troncos por más de un motivo. En este artículo te contamos por qué se secan los cipreses y cómo recuperar un ciprés seco.

–¿Cómo recuperar un ciprés seco? Lo primero es conocer la causa. Si la sequedad es el resultado de un largo período de sequía, basta con volver a regar. En caso de sequedad fúngica (exceso de humedad) habrá que podar la planta inmediatamente y añadir fungicidas especiales. –¿Cómo sé si mi ciprés está muerto? +Si notas una gran mancha seca en tus setos, es muy probable que la planta haya sido infectada por un hongo patógeno y la enfermedad se haya extendido de árbol en árbol. Para saber si aún hay tiempo de rescatarlo, utiliza un cuchillo afilado y desinfectado y corta una rama desde abajo. Si el interior del árbol se ve podrido, significa que ha muerto y habrá que eliminarlo por completo. Si el interior aún está verde, todavía se puede recuperar. –¿Cómo rescatar el ciprés seco? Si aún está verde por dentro sigue estos consejos: #Elimina el exceso de agua que se haya estancado en la base. #Identificar la enfermedad del ciprés según los síntomas específicos. #Con ayuda de herramientas de corte desinfectadas, poda las partes dañadas de tu ciprés. #Utiliza un fungicida especial para el tipo de hongo que está atacando a tu planta. #Eliminar los restos de hojas, ramas y troncos afectados para que no sigan extendiéndose por el jardín. Dato: Cuando por el contrario identificas que tu ciprés está podrido desde el tronco e incluso tiene manchas anaranjadas, blancas o negras en la base. Lo mejor es deshacerse del árbol (completamente con maceta/tierra) para evitar que los hongos sigan propagándose. En el caso de los setos de coníferas, la mejor herramienta siempre será la prevención de enfermedades.
https://www.youtube.com/watch?v=viokWEbbz58
Utilice siempre fertilizantes y fungicidas preventivos especiales para mantener su planta resistente a los hongos durante las temporadas de lluvias. Cuando se siguen todos los cuidados del ciprés, es más fácil prevenir la sequedad antes de que aparezca.

¿Cómo evitar el pardeamiento de las coníferas?

  • Controlar el riego, tanto en cantidad como en frecuencia, para evitar encharcamientos; Asimismo, no olvides que las coníferas más sensibles al exceso de riego no requerirán mucha agua y sólo se debe regar cuando sea necesario.
  • Cuidar un buen drenaje al plantar coníferas y si el suelo es muy pesado, o si se acumula demasiada agua en él de forma natural, lo mejor es no plantar coníferas allí.
  • Ten en cuenta el tamaño que tendrán las plantas en su fase adulta para evitar la asfixia de las raíces.
  • Realizar intercavadas para airear el terreno.
  • Utilice fertilizantes con alto contenido en aminoácidos y nitrógeno.
  • Aplicar un fungicida adecuado para tratar y curar los hongos.

Como os he dicho antes, hay algunos problemas que son fundamentales en el pardeamiento de las coníferas como el exceso de riego, la falta de magnesio y el hongo phytophtora. Por eso, a continuación te comparto un vídeo creado por AKI Bricolaje para que sepas cómo tratar este problema:

Como esto puede pasar por muchos motivos, te contamos algunos:

  • Por encharcamiento: aquí pueden influir dos factores, uno de ellos es el exceso de riego. Mucha gente, al ver que la planta se ha secado, tiende a regarla más. Pero esto es malo para la planta, porque al tener demasiada agua las raíces no reciben oxígeno, por lo que la planta se ahoga. Cuando esto sucede, las raíces de la planta no absorben el agua y los nutrientes que necesita y es cuando las hojas empiezan a amarillear.

Otra causa puede ser que la tierra donde se planta no drena el agua o que el hoyo al plantar no se hizo correctamente. Además, el terreno irregular, con pendiente o hoyos, provoca inundaciones en algunas zonas.

¿Qué enfermedad tienen los pinos?

La sequía del pino o marchitez repentina del pino es una enfermedad causada por el nematodo del pino Bursaphelenchus xylophilus (Steiner et Buhrer) Nickle et al., originario de Estados Unidos.